Tu primer trabajo, manual de supervivencia (I)

La mayoría de universidades, escuelas y centros formativos tienen una asignatura pendiente: el mundo laboral. Todas ellas son capaces de formar los mejores médicos, los mejores abogados, los mejores mecánicos, los mejores jardineros… pero se olvidan de que algún día tendrás tu primer trabajo.

El primer empleo siempre crea nerviosismo y dudas, ¿sabrás aplicar tus conocimientos? ¿estarás a la altura de las expectativas que has generado en la entrevista de trabajo? ¿quién serán tus compañeros de trabajo? ¿tendrán mucha experiencia?

Todo es un mar de dudas que, poco a poco, se irá resolviendo y que, tarde temprano, será agua pasada. Primer empleo solo hay uno, así que es una experiencia única e irrepetible, ¡aprovéchala y exprímela al máximo!

En este post te daremos algunas indicaciones para ayudarte en tu aventura, en los primeros días de tu primer trabajo.

Sé puntual

Sabemos que es de sentido común, y quizás no necesites este consejo, pero nunca va mal recordar que es importante la puntualidad. Los primeros días llega un poco antes, 10 minutos. De esta forma no empezarás “atosigado”.

Vístete adecuadamente

¡Otro consejo de sentido común! Pero ¿qué es vestirse adecuadamente? En otro post te hablaremos en profundidad del tema, pero vestirse adecuadamente no solo hace referencia a lo limpio que vas. Tiene que ver con quién eres, con qué función desempeñas y con quién quieres llegar a ser… ¡medítalo!

Da los buenos días

Parece una tontería y una obviedad, pero recuerda que lo más probable sea que no conozcas a nadie cuando empieces en tu nuevo puesto de trabajo. Decir buenos días al entrar será la primera forma de romper el hielo, y de empezar a socializarte, además te dará imagen de persona social; y recuerda: el tono de los buenos días es vital, hazlo sonriente, de forma jovial, que no parezca que sigues arrastrando los pies después de levantarte, ¡un poquito de energía!

Actitud de aprender

Esto sirve para el primero, el segundo, el tercero, el cuarto y hasta para el décimo trabajo. No des las cosas por sentadas, pregunta, sé curioso, no tengas miedo a equivocarte, toma la iniciativa… será la única forma de ganar experiencia. No dejes de hacer cosas por el simple hecho de que no las sabes hacer, es normal que no lo sepas: ¡es tu primer trabajo!

No te aísles, haz amigos (o, por lo menos, compañeros)

El primer día, cuando entres, todo el mundo se conocerá, seguramente todos tengan su grupito de amigos y de compañeros. Además, si la empresa en la que tienes tu primer trabajo es muy grande, seguramente te impresione el volumen de gente que no conozcas. Por este motivo, puedes correr el riesgo de quedarte en tu burbuja de soledad y no relacionarte con nadie. ¡Craso error! Intenta congeniar con tus compañeros de trabajo; la forma más fácil de hacerlo es no decir “no” cuando te propongan algo: ¿te vienes a echar un café? ¿has desayunado? ¿necesitas ayuda?

Recuerda también que tú no puedes hacerte parte de un grupo, te tienen que hacer parte. Así que no te agobies ni estreses. Parte de ser aceptado no reside en ti, sino en los demás; espera a que las cosas sucedan de forma natural. Y si tienes alguna carencia de habilidades sociales, recuerda que, como todo en la vida, es cuestión de aprender y practicar: existen manuales de habilidades sociales interesantísimos que te pueden servir de ayuda.

Date 21 días

Por hoy ya hay suficiente, en el siguiente artículo seguiremos dándote consejos sobre tu primer día de trabajo. Para finalizar solo te diremos una cosa: se tardan 21 días en crear un hábito.

Así que, durante 21 días, en tu primer trabajo, no te preocupes, date este tiempo margen para saber si el trabajo te gusta, si no te gusta, si lo estás haciendo bien, si necesitas mejorar en algo… hasta que no pase este período de tiempo no hagas juicios de valor y no tomes decisiones importantes. Recuerda que lo más importante para que todo vaya bien, es la actitud con la que decides enfrentarte a los nuevos desafíos.

 

¡Hasta la próxima!

Etiquetas: primer trabajo,, primer empleo,, vida laboral,